La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.
Filosofia Educativa

Filosofía Educativa

La misión de toda institución educativa consiste en proporcionar una formación integral a todos sus alumnos.

La formación de una persona está integrada por el conjunto de aprendizajes significativos que haya adquirido hasta el momento actual de su vida, ya sea dentro de procesos escolarizados (en primaria, secundaria, bachillerato, profesional y posgrado) o fuera de ellos, en experiencias de la vida diaria, personal, familiar, social o profesional.

La formación integral que se pretende proporcionar en las instituciones educativas, está constituida por ocho tipos de aprendizajes significativos:

  • Conocimientos o información que la persona debe comprender y saber utilizar para la solución de problemas reales.
  • Métodos de investigación y sistemas de trabajo.
  • Lenguajes en los que se incluyen el dominio del español, una lengua extranjera, el lenguaje computacional, el de las matemáticas y el de la imagen visual.
  • Capacidades o habilidades intelectuales.
  • Destrezas físicas o motoras.
  • Hábitos.
  • Actitudes.
  • Valores.

Para la adquisición de estos aprendizajes de una manera significativa, es preciso que en el proceso de enseñanza aprendizaje están presentes, de manera permanente, las siguientes cuatro condiciones:

  • La motivación del alumno, su interés y compromiso con el proceso.
  • La comprensión del material que se está estudiando en clase.
  • La participación activa en el proceso de elaboración y asimilación de la información.
  • La aplicación de esa información en la solución de problemas de la vida real.

La función del profesor no consiste únicamente en exponer la clase, en trasmitir sus conocimientos a los alumnos, en “enseñar” en el sentido tradicional. Su función principal consiste en lograr que los alumnos adquieran los aprendizajes significativos que han sido planteados para la asignatura o el área que está impartiendo.

Los objetivos de aprendizaje que el profesor debe definir para la impartición de sus cursos, son de dos tipos, cada uno de los cuales abarca diferentes aspectos:

  • Los objetivos de tipo informativo se refieren a la adquisición de la información propia del curso, en tres niveles de profundidad:
    • Conocer la información, y ser capaz de repetirla.
    • Comprender la información, y ser capaz de explicarla.
    • Manejar la información, y ser capaz de utilizarla para la solución de problemas reales.
  • Los objetivos de tipo formativo se refieren a la adquisición de los otros siete elementos constitutivos de la formación integral: métodos de investigación y sistemas de trabajo, lenguajes, capacidades intelectuales, destrezas físicas o motoras, hábitos, actitudes y valores positivos, en los ámbitos, personal, familiar, social y profesional, que preparen a la persona para su incorporación activa, crítica y transformadora a las funciones sociales.

Para lograr los objetivos, el profesor debe asumir una serie de actitudes y realizar una serie de acciones que estén orientadas a que los alumnos realmente aprendan de manera significativa lo que tienen que aprender, es decir, el profesor debe estar más orientado a la formación y al aprendizaje de los alumnos, que a la enseñanza o trasmisión de conocimientos.

Ser profesor es una actividad que requiere una profunda formación por parte de los docentes. Para impartir clases en el nivel básico (primaria y secundaria), los profesores tuvieron que haber estudiado en una Escuela Normal que los capacitara para realizar esta función.

Sin embargo, en los niveles medio superior y superior (licenciatura y posgrado), los docentes que imparten clases son, en su mayoría, profesionistas egresados de alguna licenciatura, que no han realizado estudios específicos que los capaciten para ser profesores.

Los programas que imparte el Instituto Dídaxis están orientados, sobre todo, a la formación de profesores, con el fin de capacitarlos para realizar de una manera profesional esta actividad tan noble que es la docencia, y cuya finalidad, como ya se indicó es la formación integral de los alumnos.